Efectos secundarios del tratamiento por implantes

En el post de hoy nos proponemos explicar los efectos secundarios inmediatos que conlleva el reemplazo de los dientes por los implantes dentales. Los implantes requieren cirugía y por lo tanto nuestro cuerpo puede sufrir efectos secundarios al recibirlos. Es muy importante saber que ante cualquier anomalía o duda hay que acudir inmediatamente al dentista.

Efectos secundarios de los implantes dentales

Como ya hemos hablado con anterioridad, hay muchas razones por las qué las personas optan por realizarse implantes dentales. El deterioro, daño o pérdida definitiva de un diente nos hace recurrir inmediatamente a esta solución. Conocemos ya con claridad todos los problemas que ocasionan la pérdida de dientes, lo  antiestético que puede resultar, junto a los problemas psicológicos y físicos que se pueden generar. Los implantes dentales aportan una solución a dichos problemas, pero sin embargo, pueden generarse una serie de efectos secundarios inmediatos.

Posibles efectos secundarios

Entre los problemas más comunes que pueden encontrarse tenemos:

  • Hinchazón: En las  encías y en la cara. La inflamación puede durar unas 48 horas, y suele comenzar a disminuir pasado ese tiempo. La cara hinchada puede estar acompañada de rigidez en la mandíbula,  causada por la inflamación. Para el alivio de dicha hinchazón se pueden aplicar paños húmedos o bolsas de hielo, pero como siempre recuerde, si empeora pasadas las 48 horas, acuda a su dentista.
  • Moretones: Existen posibilidades de que la zona afectada después de la cirugía en la cara sufra un hematoma morado, al igual que en las encías. El hematoma puede también aumentar, afectando a una mayor parte del rostro, cuello y hombros, debido a la respuesta que se produce en nuestro organismo cuando los tejidos se alteran debido a una operación.
  • Dolor: El dolor en la zona donde se colocó el implante es otro de los efectos secundarios que pueden aparecer claramente. Un dolor persistente más allá de las 48 horas después de la realización de los implantes dentales puede ser un indicador claro de problemas. Consulte de nuevo a su dentista.
  • Infección: Un dolor continuo puede indicar que existe una infección. Si se experimenta dolor en aumento, junto con más hinchazón, fiebre, mal aliento o mal sabor de boca, que además emana de la zona del implante dental, no dude en acudir al dentista.
  • Daño nervioso: Un daño raro inmediato es el daño neurológico causado durante la cirugía. Un síntoma puede ser el sentir mucho dolor o no se siente el labio, la barbilla o la lengua. Por lo general, el daño nervioso se produce cuando un dentista roza el nervio con el taladro con el que está tratando de realizar el implante dental en la mandíbula inferior. Suele tratarse de un efecto de corta duración.
  • Fractura de mandíbula: Al realizarse los taladros se puede producir una pequeña fractura de mandíbula. Debido a esto se puede producir dolor en la articulación mandibular.
  • Sinusitis: Cuando se realiza un implante dental en la parte superior, hay una ligera posibilidad de sufrir daños en esta zona. El daño se produce cuando el cirujano accidentalmente taladra a través de la mandíbula y accede a la cavidad nasal, dando como resultado una infección.

Recuerde en cualquier caso que ante cualquiera síntoma anteriormente descrito o duda, debe recurrir siempre a su dentista profesional. Los implantes dentales son siempre una solución de alto nivel y por lo tanto requiere de profesionales altamente cualificados para evitar este tipo de efectos secundarios.

Concoce ahora los riesgos y problemas de los implantes dentales.