Problemas y riesgos asociados a los implantes dentales

En nuestro post de hoy pretendemos hablar de los problemas y riesgos asociados a los implantes dentales, durante el proceso de colocación de los mismos. El procedimiento implica un proceso complejo que consta de varias etapas y que incluye diversas cirugías. Así pues, la ejecución de la cirugía conlleva riesgos implicados tanto durante su procedimiento de ejecución como en la fase de recuperación.

Problemas y riesgos asociados a los implantes dentales

La cirugía de los implantes dentales ofrecen una serie de beneficios funcionales y estéticos a los pacientes que han visto dañados gravemente o a aquellos que han perdido dientes. Pero estos beneficios no están exentos de problemas y riesgos.

Problemas y riesgos

A la hora de la ejecución de los implantes dentales podemos encontrarnos con:

  • Fallo en la osteointegración: Uno de los principales problemas y riesgos de la cirugía de implantes dentales es que los implantes no se fusionen correctamente con el hueso. La osteointegración es el proceso en el que la raíz de titanio se funde con la mandíbula y se trata de una parte vital para poder recibir implantes dentales. Si, por alguna razón, este paso no se produce, los implantes no funcionará correctamente pudiéndose convertir en algo muy incómodo, aflojándose o cayéndose del todo. Para reducir este riesgo, el dentista debe evaluar la densidad del hueso de la mandíbula para asegurarse de que es capaz de soportar la cirugía. En el caso de que la integración fallase, el implante podría ser retirado y la cirugía se puede intentar de nuevo una vez que el área ha sanado.
  • Infección en el área del implante: La infección de las encías y el tejido circundante son otros de los problemas y riesgos de los implantes dentales. Si la infección es lo suficientemente grave puede conducir al fracaso del implante dental. La única manera de prevenir la infección en el sitio de implante es practicar buenos hábitos de higiene oral y seguir las instrucciones postoperatorias con cuidado.
  • Daños en nervios y tejidos: En casos extremadamente raros, la colocación de los implantes dentales pueden causar daño de los vasos sanguíneos o de los nervios. Esto puede causar dolor, entumecimiento, hinchazón y una sensación de hormigueo en los dientes, los labios, las encías o la barbilla. Si bien esto es poco común, la elección de un buen profesional cualificado para realizar la cirugía de implante dental ayudará a asegurar que usted no experimente ningún problema de este tipo.
  • Problemas nasales: En los casos en que los implantes se colocan en el maxilar superior esto puede afectar las cavidades nasales . Lo que ocurre en tal caso es que el implante perturba algunas de las cavidades nasales. Para hacer frente a esta complicación, el dentista puede realizar la operación de nuevo para reemplazar el implante.

Como hemos dicho en repetidas ocasiones, la elección de un profesional altamente cualificado, siempre será la mejor de las decisiones a tomar para evitar todos estos problemas y riesgos.

Sigue los enlaces para conocer ahora el procedimiento de colocación de los implantes dentales.